domingo, 30 de marzo de 2008

El software es...

El software es como las catedrales: primero lo construimos, después rezamos.