miércoles, 30 de abril de 2008

Derechos y respetos

Ninguna gilipollez es respetable. Lo único respetable es el derecho de cada cual a expresar cualquier gilipollez. Tan respetable como, acto seguido, el derecho de los otros a llamarlo gilipollas.
Pérez-Reverte